Results for category "Buen Vivir"

Cómo nacen los egrégores

Cómo nacen los egrégores

Cómo nacen los egrégores y las balsas energéticas que rodean el planeta

Si tenéis un egrégor público, hay que mantenerlo a raya, y disolverlo de vez en cuando. Entre otras cosas, porque aunque el egrégor sea principalmente positivo, y a priori no se deseara eliminar, por el efecto que tenga o el apoyo que proporcione, hay que tener cuidado que no sea usado indebidamente.

El nacimiento de una forma mental

Pero, ¿Cómo se forma exactamente un egrégor o una balsa de energía y como queda “flotando” alrededor del planeta, a diferentes niveles frecuenciales?

Repasemos las enseñanzas pitagóricas de cómo está construida la realidad: Cuando Pitágoras definía, para sus alumnos, en sus enseñanzas, su conocimiento de como estaba formada la realidad, la describía como un “materialismo espiritual”, pues decía, y sabía, que toda la materia tiene conciencia, y, por ende, todos los niveles de existencia posibles, sean físicos o no, son planos espirituales, simplemente en diferentes grados de condensación vibratoria.

Para los pitagóricos, la existencia de nuestra realidad está basada en una trinidad de aspectos equivalentes y relacionados entre sí: la materia, el movimiento y la conciencia, y ninguno de esos tres aspectos puede existir sin los otros dos. Toda materia se encuentra en movimiento constante y toda materia tiene consciencia.
Puesto que toda forma de conciencia tiene asociado un aspecto material, sea del grado de vibración y de condensación que sea, es sencillo entender que toda forma emocional son agregaciones de materia emocional o astral, que toda forma mental son agregaciones de materia del plano mental, y que toda forma conceptual son agregaciones y construcciones de materia causal (parte superior del plano mental).

Cada vez que pensamos y sentimos algo, porciones de materia mental y emocional toman “vida” en construcciones mentales que son expedidas de nuestros cuerpos sutiles. La figura o aspecto que tenga la forma mental viene determinado por el concepto o idea imbuida en el pensamiento creado (un clarividente podrá ver como salen de tu mente y de tu cuerpo mental diferentes figuras con diferentes formas); su definición o nitidez viene determinada por la claridad del pensamiento del creador (cuanto más detallada y clara la idea emitida, más nítida es la forma mental generada), y su color y vibración por la calidad del mismo pensamiento (pensamientos y emociones elevados, colores y vibración más altos).

En conjunto, a mayor nivel evolutivo de una persona, más claros, definidos y coloridos pueden ser sus formas mentales y emocionales vistas extrasensorialmente.

El propósito de las construcciones mentales

Estas construcciones mentales sirven a diferentes propósitos: el primero, crear un envoltorio o “envase” material para el pensamiento generado (sea el envoltorio o envase construido con material causal, mental, emocional o etérico), luego, sirve para transportar información entre cuerpos sutiles y así dotar o expandir el aspecto de conciencia de la persona, y finalmente sirve para ejecutar o manifestar un propósito definido por el generador de la forma mental (manifestar algo por la persona, crear un tipo de realidad para sí misma, atraer un cierto tipo de eventos, etc., siendo este el aspecto más popular de la llamada ley de la atracción).

Puesto que cada expresión energética generada es una causa, tiene que tener su correspondiente efecto según la ley universal de causalidad. Y este efecto puede ser como ya podéis suponer de muchos tipos: constructivo, manipulativo, con influencia buena o mala sobre el receptor, creativo, etc., pues la conciencia proyectada de una persona a través de sus formas mentales es capaz de influenciar todo aquello con lo que entra en contacto, como ya habréis oído que sucede en los diferentes experimentos con partículas sub-atómicas, donde lo observado se modifica por el efecto del observador.

Si usamos el término “forma mental” para incluir también a las formas causales, etéricas y emocionales, y hacer así la terminología más simple, tenemos que saber también que todas estas tienen una duración y vida determinada, y que su intensidad está directamente relacionada con la cantidad de energía y vibración usada en su creación. Cuando una forma mental ha servido su propósito, en la mayoría de los casos, se desintegra lentamente y vuelve a descomponerse en la materia atómica causal, mental, emocional o etérica que lo formó, liberando sus partículas constituyentes para que puedan ser usados por otro para otro tipo de construcción.

El nacimiento de los egrégores

La vorágine generadora humana de emociones descontroladas y pensamientos constantes sin ningún tipo de propósito definido ni control por parte de nuestra raza es la que ha creado densas capas de “neblina” energética a todos los niveles no físicos. Esta “niebla”, dividida en grupos por resonancia de la energía que lo compone, es lo que llamamos egrégores o bolsas energéticas, y definitivamente tienen un efecto mejor o peor en nuestro sistema energético pues estamos influenciados por ellos. No tenéis más que pensar en los egrégores de vuestros trabajos, hogares, vuestro barrio, vuestra comunidad, etc. unos encima de otros, unos sobrepuestos a otros, creando la atmósfera más “limpia” o más “pesada” que se respira o mejor dicho, se siente, en uno u otro lugar.

Sin embargo, aunque a priori todo pensamiento o emoción es un ente energético “pasivo” con su forma, color y definición determinada, emociones poderosamente generadas y especialmente en su aspecto de conciencia más negativo como odio, rabia, ira, etc., pueden perdurar mucho tiempo. Tanto que pueden llegar a tener autoconciencia, es decir, convertirse en egrégores autónomos, pues todo tiene conciencia en algún grado, y dejar de estar supeditadas a la conciencia de la persona que los generó para convertirse en entes individuales y auto dirigidos. Su presencia, entonces, por resonancia, se dirige y estanca allá donde encuentre sustento para ser retroalimentada, bien por personas que generan el mismo tipo de energía emocional o mentalmente, bien si es dirigida por alguien o algo externo para manipular o causar efectos destructivos, o simplemente para que sirva de alimento a aquellos que se nutren de esta energía.

Al final, estos macro-egrégores terminan siendo muy difíciles de borrar y transmutar, siendo prácticamente imposible hacerlo, quedando flotando a expensas de las corrientes energéticas que circunvalan nuestro planeta. Nuestro objetivo es dejar de alimentarlos, asumiendo el control emocional y mental de nuestras vidas, para que, en algún momento, se desintegren por ellos mismos.

Desaparecida la fuente que emite la energía que las forma, desintegrado el producto de la misma por los procesos naturales de atracción y repulsión energética. Como veis, siempre volvemos a lo mismo, autocontrol emocional, autocontrol mental, observación personal, introspección, autoconocimiento. Si es que no hay nada “ahí fuera” que no dependa de nosotros mismos aquí dentro. Lo veamos desde el ángulo que lo veamos, todo el poder está siempre en nuestras manos.

David Topí

Arquitecto López Quiroga
www.arq-lopezquiroga.com

El poder curativo de la palabra

El poder curativo de la palabra

La palabra, junto con el poder de la vibración es capaz de crear, sanar y también destruir. La teoría indica que cuando focalizamos nuestra mente en algo, y a esto le sumamos el sentimiento y la emoción para finalmente expresarlo, estamos exteriorizando y materializando un poder que estará afectando los reinados de la materia.

“LO QUE LE DICES A TU SEMEJANTE, TE LO DICES A TI MISMO”
Si cada uno de nosotros estuviésemos conscientes de que la energía liberada en cada palabra afecta no sólo a quien se la dirigimos sino también a nosotros mismos y al mundo que nos rodea, comenzaríamos a cuidar más lo que decimos.
Los antiguos esenios sabían de la existencia de un enorme poder contenido en la oración, el verbo y la palabra. Los antiguos alfabetos, como el sánscrito, el arameo y el lenguaje hebreo son fuentes de poder en sí mismos. Los esenios utilizaron la energía que canaliza el lenguaje – la cual era la manifestación final del pensamiento, la emoción y el sentimiento- para manifestar en la realidad la calidad de vida que deseaban experimentar en este mundo. En las culturas del antiguo Oriente eran utilizados los mantras, los rezos, los cánticos y las plegarias con una intención predeterminada como técnicas para materializar estados internos y programar, de una forma ignorada por nosotros en la actualidad, realidades pensadas, deseadas y afirmadas previamente. Los estudios realizados por físicos cuánticos comienzan a redescubrir y validar el enorme conocimiento olvidado de antiguas culturas ancestrales. Un conocimiento que se encuentra aún escondido y olvidado y que nos aportaría el poder de cambiar nuestro mundo.

LAS PALABRAS PUEDEN PROGRAMAR EL ADN

La más reciente investigación científica rusa apunta a que el ADN puede ser influido y reprogramado por palabras y frecuencias, sin seccionar ni reemplazar genes individuales. Solo el 10% de nuestro ADN se utiliza para construir proteínas, y este pequeño porcentaje del total que compone el ADN es el que estudian los investigadores occidentales. El otro 90% es considerado “ADN chatarra”. Sin embargo los investigadores rusos, convencidos de que la naturaleza no es tonta, reunieron a lingüistas y genetistas -en un estudio sin precedentes-, para explorar ese 90% de “ADN chatarra”.

Los resultados arrojaron conclusiones impensadas: según los estudios, nuestro ADN no sólo es el responsable de la construcción de nuestro cuerpo, sino que también sirve como almacén de información y para la comunicación a toda escala de la biología. Los lingüistas rusos descubrieron que el código genético, especialmente en el aparentemente inútil 90%, sigue las mismas reglas de todos nuestros lenguajes humanos.

Compararon las reglas de sintaxis (la forma en que se colocan juntas las palabras para formar frases y oraciones), la semántica (el estudio del significado del lenguaje) y las reglas gramaticales básicas y así descubrieron que los alcalinos de nuestro ADN siguen una gramática regular y sí tienen reglas fijas, tal como nuestros idiomas.

Por lo tanto, los lenguajes humanos no aparecieron coincidentemente, sino que son un reflejo de nuestro ADN inherente. El biofísico y biólogo molecular ruso Pjotr Garjajev y sus colegas también exploraron el comportamiento vibratorio del ADN. “Los cromosomas vivos funcionan como computadoras solitónicas/holográficas usando la radiación láser del ADN endógeno”.

Eso significa que uno simplemente puede usar palabras y oraciones del lenguaje humano para influir sobre el ADN o reprogramarlo.

Los maestros espirituales y religiosos de la antigüedad han sabido, desde hace miles de años, que nuestro cuerpo se puede programar por medio del lenguaje, las palabras y el pensamiento. Ahora eso se ha probado y explicado científicamente. La sorpresa mayor fue descubrir la manera en que el 90% del “ADN Chatarra” almacena la información. “Imaginemos una biblioteca que en lugar de archivar miles de libros sólo guarda el alfabeto común a todos los libros, entonces, cuando uno solicita la información de un determinado libro, el alfabeto reúne todo lo contenido en sus páginas y nos lo pone a nuestra disposición”, aclaró Garjajev.

Esto nos abre las puertas a un misterio aún mayor: que la verdadera “biblioteca” estaría fuera de nuestros cuerpos en algún lugar desconocido del cosmos y que el ADN estaría en comunicación permanente con este reservorio universal de conocimiento.

EL PODER CURATIVO DE LA PALABRA

Existe una capacidad demostrada en la que la palabra puede afectar la programación del ADN.

La salud podría conservarse indefinidamente si nos orientamos en pensamientos, sentimientos, emociones y palabras creativas y, por sobre todo, bien intencionadas.

Los estudios del Instituto Heart Math nos abren un nuevo panorama hacia la curación, no sólo de los humanos enfermos, sino también para la sanación planetaria. El instituto cree en la existencia de lo que ellos dieron en llamar “híper-comunicación”, una especie de red de Internet bajo la cual todos los organismos vivos estarían conectados y comunicados permitiendo la existencia de la llamada “conciencia colectiva”.

Arquitecto López Quiroga
www.arq-lopezquiroga.com

Para dormir

Para dormir

Para conciliar el sueño y dormir por la noche en menos de 1 minuto

 

Tener problemas  a la hora de dormir es más común de lo que podemos imaginar que le pase a la gente habitualmente, pero con este fácil ejercicio de respiración vas quedar dormido en menos de un minuto. Este método fue desarrollado por el Dr. Andrew Weil, especialista en respiración y meditación.

 

Lo más correcto para hacer el ejercicio en sentarse con la espalda recta, colocar la punta de la lengua contra el paladar justo detrás de los dientes frontales superiores y mantén la lengua en esta posición mientras la duración de la respiración. Exhala por la boca alrededor de tu lengua y trata de apretar los labios suavemente.

 

Luego cierra la boca e inhala tranquilamente por la nariz hasta cuatro segundos. Lo más importante de este ejercicio es mantener la concentración en la respiración.

 

cuirtois.com

 

Arquitecto López Quiroga

www.arq-lopezquiroga.com

 

Belleza de la Tierra y el Cielo

Belleza de la Tierra y el Cielo

VERSION CORREGIDA

 

En medio del aturdimiento generalizado por las frívolas banalidades de la farándula artística y política. En medio de la inducción compulsiva al afecto que no es más que una coartada para potenciar la sociedad mercantil con el día del padre, de la madre, del niño, los abuelos, ahijados, amigos y vecinos.

 

En este contexto, vale la pena volver la vista a lecturas de las enseñanzas de los llamados “pueblos primitivos” o “sin historia”. Expresiones despectivas para aquellos agrupamientos humanos basados en el apoyo mutuo, el intercambio solidario y no especulativo.

 

La lengua de los vencedores que los exterminaron de norte a sur de este a oeste los estigmatizó como “salvajes y desalmados”.

 

Recordamos la frase de Gerónimo que dijo soy un viejo piel roja que jamás marchará en fila india.

 

También la carta de un cacique al presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, donde le decía al jefe de Washington que la tierra, el aire, los amaneceres y atardeceres y el canto no estaban en venta, entonces  ellas y ellos los defenderían hasta el final porque eran sus vidas e inimaginable la vida sin esas cosas no mercantilizables según sus concepciones.

 

El gran geógrafo anarquista Eliseo Reclús decía que: “El hombre es la naturaleza tomando conciencia de sí misma”. Aserto este olvidado y soslayado deliberadamente por los jerarcas de las corporaciones del sistema del capital mercancía.

 

Sin ir más lejos vale resaltar un dato que pone en evidencia la extrema gravedad de la situación climática. En febrero de 2015 se emitieron más gases tóxicos hacia la atmósfera que en los últimos treinta millones de años. Para reflexionar ¿No?

 

¿Hay otras maneras de vivir alternativas y diferentes a la servidumbre a la que nos someten? Decimos rotundamente por supuesto que sí.

 

Vale recordar lo siguiente: ‘Existe una manera de vivir a la que los Lakota llaman “Caminar en la Belleza.” Se dice que uno Camina en la Belleza cuando tiene su Tierra (parte física) y su Cielo (parte espiritual) en Armonía.’

 

Carlos A. Solero

18 de junio de 2015

Arquitecto López Quiroga

www.arq-lopezquiroga.com

 

 

Miedo

El miedo

 

El miedo según la medicina china

 

Para la Medicina Tradicional China no existen emociones negativas de por sí, cada una tiene su función para garantizar y favorecer la vida; son las emociones excesivas o crónicamente retenidas las que generan las patologías.

 

El miedo sea quizás la emoción más antigua, junto con la alegría de estar vivos: Miedo de lo que no se conoce (del lado oscuro de la conciencia), miedo del peligro; es una emoción que nos acerca a todo el mundo animal y, según algunos filósofos, a toda la naturaleza.

 

El miedo como empuje hacia la auto conservación (reacción ataque-fuga), miedo como sentimiento de “impermanencia”, como dicen los budistas, miedo como inseguridad de uno mismo o de las propias acciones, miedo generado y reforzado por la ignorancia.

 

Para la Medicina Tradicional China, la emoción del miedo está relacionada con los riñones, órgano que rige la vitalidad, en donde reside la energía esencial del ser humano, y también fuente originaria del agua y del fuego, que en el ámbito fisiológico se manifiestan con el metabolismo de los líquidos y la producción del calor orgánico.

 

Agua y fuego juntos pueden producir la vida, pero también destruirla; pueden regenerarse recíprocamente o agotarse, y el límite es a menudo muy sutil; así se comprende que los riñones sean la sede del miedo pero también de la voluntad, entendida principalmente como ganas de vivir, como la capacidad de realizar los impulsos y las elecciones dictadas por el corazón (como huésped de las instancias psíquicas más elevadas de la conciencia y la autorrealización).

 

Las oscilaciones de estos aspectos (agua y fuego, miedo y voluntad), crean el movimiento de la vida, y cuando se rompen las conexiones vitales entre estos dos polos, se crean las patologías ligadas al miedo.

 

…tienen miedo del amor y no saber amar.

…tienen miedo de la sombra y miedo de la luz.

…tienen miedo de pedir y miedo de callar.

…tienen miedo de subir y miedo de bajar.

…tienen miedo de la noche y miedo del azul.

…tienen miedo de escupir y miedo de aguantar.

miedo que da miedo del miedo que da.

 

…el miedo es una sombra que el temor no esquiva.

…el miedo es una trampa que atrapó al amor.

…el miedo es la palanca que apagó la vida.

…el miedo es una grieta que agrandó el dolor.

 

”El miedo es la ruptura de las comunicaciones beneficiosas entre alto y bajo, los espíritus del corazón, no disfrutando más del soporte de las esencias de los riñones, se turban, se agitan, provocando palpitaciones. Las esencias, privadas del dinamismo, no se elevan más, no se retienen y se vacían los bajos. Las esencias abajo y las exhalaciones arriba bloqueados, eh aquí el miedo agitado, la fuga desesperada, la locura permanente.” Padre Larre.

 

La falta de adherencia al propio proyecto de vida, a la propia autenticidad y el insuficiente desarrollo de las potencialidades intrínsecas, puede generar un estado crónico de miedo que auto alimentándose, puede arrojarnos a la oscuridad. He aquí que en el cuerpo los hombros se contraen y se alzan, el corazón late fuerte, hay una sensación de parálisis, de congelamiento que a menudo se traduce en una imposibilidad de afrontar la propia vida.

 

Quizás desde hace tiempo hemos olvidado el objeto de muestro miedo, pero tenemos en el cuerpo, en sus tensiones y en sus alteraciones funcionales el recuerdo de aquel momento o de aquel estado. Esta situación inconsciente y latente, en particulares condiciones, puede generar una reacción con las mismas características.

 

¿Qué instrumentos propone la Medicina Tradicional China? Más allá de la acupuntura, la herboristería y la alimentación, los masajes y los ejercicios permiten crear una práctica enraizada en la vida cotidiana, que previene y cura los desequilibrios de las emociones. En particular, la práctica constante de los ejercicios energéticos (Qigong, Taichi…) permiten equilibrar el cuerpo y la mente de manera armónica, calmar el espíritu y concentrar el pensamiento, favoreciendo de esta manera la regulación de las emociones.

 

Se trata literalmente de llevar la luz en profundidad, para aclarar e iluminar lo interno, para restituir la trasparencia al agua.

… en el fondo, el miedo de la oscuridad pasa encendiendo la luz.

 

Arquitecto López Quiroga

www.arq-lopezquiroga.com

 

 

 

La Extraordinaria Glándula Pineal

La Extraordinaria Glándula Pineal

BV La Extraordinaria Glándula Pineal

Volver a Ciencias Mágicas para el autoconocimiento

 

[…] su apertura concede el acceso a una sabiduría infinita, es la puerta a la que los genios acceden, el portal que los místicos y esotéricos conocen como el acceso a la iluminación total […]

 

La glándula pineal (epífisis) se encuentra justo en medio del cerebro, situada en la parte posterior de este órgano, a la altura del entrecejo, mide apenas cinco milímetros de diámetro, está rodeada por una fina arenilla y conformada por un pequeño tejido rojo-gris. Su nombre de alguna forma está asociado a la palabra piña por su gran parecido con esta fruta. El centro de la Glándula Pineal contiene agua, y es curioso notar como es en esta parte del cuerpo donde existe la mayor concentración de fluoruro que en cualquier otra parte del cuerpo (más de 300 ppm). El agua que contiene la glándula pineal se calcifica con el paso del tiempo.

 

La pineal es una glándula con funciones biológicas muy interesantes, está íntimamente relacionada con los órganos sexuales pues secreta ciertas hormonas que regulan el progreso, evolución y desarrollo de dichos órganos. Una vez que se ha logrado el total desarrollo y maduración de estos órganos, la glándula pineal degenera en un tejido fibroso incapaz de secretar hormonas. Esta glándula también es la encargada de secretar melatonina cuando no hay luz, la cual es una hormona que puede influir cuando te da sueño por las noches o te despiertas por la mañana (está relacionada con los ciclos de vigilia y sueño). La melatonina es, además, una hormona antioxidante, aunque en cantidades excesivas en el cuerpo puede resultar cancerígena.

 

Además, por medio de un ganglio, la pineal está unida a la retina, tan pronto como la luz penetra por los transparentes párpados, o cuando la luz llega a la retina, se produce serotonina, cuando no la hay, como se explica anteriormente, produce melatonina. Es por eso que se considera esta glándula como parte del sentido de la vista, convirtiendo la información lumínica en secreción hormonal. Aumenta, por otro lado, la síntesis proteica cerebral, como también aumenta la producción y liberación de dopamina. Como consecuencia, se puede esperar un aumento de hormona de crecimiento y disminución de TSH y prolactina (PRL).

 

Funciones biológicas de la glándula Pineal

 

  • Controla el inicio de la pubertad.

 

  • Es un interruptor que sirve para modular la intensidad de funcionamiento de todos los centros neuroendocrinos hipotalámicos.

 

  • Armoniza el sistema vegetativo con el medio ambiente a través de la vista, y quizá también del resto de los sentidos.

 

  • Relacionada con los ritmos de vigilia y sueño. Induce al sueño.

 

  • Es probable que regule los ritmos circadianos.

 

  • Previene una calificación prematura en la infancia, al evitar las síntesis esteroideas, favoreciendo el crecimiento óseo indirecta y directamente a través de la DA y GH.

 

Flujo de pensamiento y glándula Pineal

 

Desde hace más de 2.000 años que se conoce la existencia de la epífisis o pineal. Galeno en el siglo II, describió la fascinación de los griegos ante esta glándula, concluyendo que la pineal tenía la función de válvula reguladora del flujo del pensamiento. Descartes, 15 siglos después, expresó que las sensaciones percibidas por los ojos son captadas por la pineal y de ahí parten hacia los músculos para producir respuestas adecuadas, un conocimiento que actualmente es aceptado.

 

Perspectiva filosófica y esotérica de la glándula Pineal

 

La pineal también se conoce como el asiento del alma, así la llamó René Descartes, quien propuso que la pineal era una especie de puerta que conectaba el cuerpo con el alma. En el oriente se afirma que es un tercer ojo atrofiado. En la India, los Yoguis aseguran que la glándula pineal es la ventana de Brahama, el ojo de diamante, es donde se halla la conexión al loto de los mil pétalos situado en el séptimo chacra.

 

En el oriente, existen prácticas especiales para activar, hacer florecer o dar apertura a esta importante glándula. Los monjes tibetanos la asocian con el centro de la clarividencia y de la intuición, de la inteligencia y creatividad suprema, cualidades extraordinarias con las cuales el ser humano ha roto conexión provocando que se hayan ido atrofiando con el tiempo.

 

La pineal se asocia al sexto chakra o sello (el de la visión). Éste es el chakra del dominio, dónde se alcanza la integración de la personalidad, es aquí donde se desarrolla el sentido de la intuición y donde se conecta uno con una dirección divina. Se le llama tercer ojo porque este chakra ve más que los dos ojos. Este sexto sello está protegido por el tálamo que es, se puede decir, una sección de interruptores y switches.

 

Existen prácticas y ejercicios orientales para activar la glándula pineal y poder tener acceso al poder supremo que esta glándula guarda.

 

Cuando la pineal comienza a entrar en apertura, o florece, los interruptores (o el tálamo)“se encienden” y permiten que la mente subconsciente fluya al lóbulo frontal o a la mente consciente. Cuando esto sucede, se puede decir que la persona es un “iluminado“.

 

La pineal es considerada por las filosofías orientales como un verdadero dispositivo natural dentro del cuerpo que es capaz de conectar nuestra mente y cuerpo con el universo, está asociada con el séptimo chakra (chakra de la coronilla o de los mil pétalos), su apertura concede el acceso a una sabiduría infinita, es la puerta a la que los genios acceden, el portal que los místicos y esotéricos conocen como el acceso a la iluminación total, la pineal es la puerta que permite conocer lo desconocido, acceder a otras vidas, y experimentar realidades in-imaginadas.

 

pensamientospoderosos111.blogspot.com

 

Arquitecto López Quiroga

www.arq-lopezquiroga.com

 

El poder curativo de la palabra

El poder curativo de la palabra

 

La palabra, junto con el poder de la vibración es capaz de crear, sanar y también destruir. La teoría indica que cuando focalizamos nuestra mente en algo, y a esto le sumamos el sentimiento y la emoción para finalmente expresarlo, estamos exteriorizando y materializando un poder que estará afectando los reinados de la materia.

 

“LO QUE LE DICES A TU SEMEJANTE, TE LO DICES A TI MISMO”

Si cada uno de nosotros estuviésemos conscientes de que la energía liberada en cada palabra afecta no sólo a quien se la dirigimos sino también a nosotros mismos y al mundo que nos rodea, comenzaríamos a cuidar más lo que decimos.

Los antiguos esenios sabían de la existencia de un enorme poder contenido en la oración, el verbo y la palabra. Los antiguos alfabetos, como el sánscrito, el arameo y el lenguaje hebreo son fuentes de poder en sí mismos. Los esenios utilizaron la energía que canaliza el lenguaje – la cual era la manifestación final del pensamiento, la emoción y el sentimiento- para manifestar en la realidad la calidad de vida que deseaban experimentar en este mundo. En las culturas del antiguo Oriente eran utilizados los mantras, los rezos, los cánticos y las plegarias con una intención predeterminada como técnicas para materializar estados internos y programar, de una forma ignorada por nosotros en la actualidad, realidades pensadas, deseadas y afirmadas previamente. Los estudios realizados por físicos cuánticos comienzan a redescubrir y validar el enorme conocimiento olvidado de antiguas culturas ancestrales. Un conocimiento que se encuentra aún escondido y olvidado y que nos aportaría el poder de cambiar nuestro mundo.

 

LAS PALABRAS PUEDEN PROGRAMAR EL ADN

 

La más reciente investigación científica rusa apunta a que el ADN puede ser influido y reprogramado por palabras y frecuencias, sin seccionar ni reemplazar genes individuales. Solo el 10% de nuestro ADN se utiliza para construir proteínas, y este pequeño porcentaje del total que compone el ADN es el que estudian los investigadores occidentales. El otro 90% es considerado “ADN chatarra”. Sin embargo los investigadores rusos, convencidos de que la naturaleza no es tonta, reunieron a lingüistas y genetistas -en un estudio sin precedentes-, para explorar ese 90% de “ADN chatarra”.

 

Los resultados arrojaron conclusiones impensadas: según los estudios, nuestro ADN no sólo es el responsable de la construcción de nuestro cuerpo, sino que también sirve como almacén de información y para la comunicación a toda escala de la biología. Los lingüistas rusos descubrieron que el código genético, especialmente en el aparentemente inútil 90%, sigue las mismas reglas de todos nuestros lenguajes humanos.

 

Compararon las reglas de sintaxis (la forma en que se colocan juntas las palabras para formar frases y oraciones), la semántica (el estudio del significado del lenguaje) y las reglas gramaticales básicas y así descubrieron que los alcalinos de nuestro ADN siguen una gramática regular y sí tienen reglas fijas, tal como nuestros idiomas.

 

Por lo tanto, los lenguajes humanos no aparecieron coincidentemente, sino que son un reflejo de nuestro ADN inherente. El biofísico y biólogo molecular ruso Pjotr Garjajev y sus colegas también exploraron el comportamiento vibratorio del ADN. “Los cromosomas vivos funcionan como computadoras solitónicas/holográficas usando la radiación láser del ADN endógeno”.

 

Eso significa que uno simplemente puede usar palabras y oraciones del lenguaje humano para influir sobre el ADN o reprogramarlo.

 

Los maestros espirituales y religiosos de la antigüedad han sabido, desde hace miles de años, que nuestro cuerpo se puede programar por medio del lenguaje, la palabra y el pensamiento. Ahora eso se ha probado y explicado científicamente. La sorpresa mayor fue descubrir la manera en que el 90% del “ADN Chatarra” almacena la información. “Imaginemos una biblioteca que en lugar de archivar miles de libros sólo guarda el alfabeto común a todos los libros, entonces, cuando uno solicita la información de un determinado libro, el alfabeto reúne todo lo contenido en sus páginas y nos lo pone a nuestra disposición”, aclaró Garjajev.

 

Esto nos abre las puertas a un misterio aún mayor: que la verdadera “biblioteca” estaría fuera de nuestros cuerpos en algún lugar desconocido del cosmos y que el ADN estaría en comunicación permanente con este reservorio universal de conocimiento.

 

EL PODER CURATIVO DE LA PALABRA

 

Existe una capacidad demostrada en la que la palabra puede afectar la programación del ADN.

 

La salud podría conservarse indefinidamente si nos orientamos en pensamientos, sentimientos, emociones y palabras creativas y, por sobre todo, bien intencionadas.

 

Los estudios del Instituto Heart Math nos abren un nuevo panorama hacia la curación, no sólo de los humanos enfermos, sino también para la sanación planetaria. El instituto cree en la existencia de lo que ellos dieron en llamar “híper-comunicación”, una especie de red de Internet bajo la cual todos los organismos vivos estarían conectados y comunicados permitiendo la existencia de la llamada “conciencia colectiva”.

 

Arquitecto López Quiroga

www.arq-lopezquiroga.com

 

Deshacerse de lo viejo

Importancia de deshacerse de lo viejo

 

Para que la prosperidad entre en nuestras vidas hemos de seguir uno de los consejos claves del Feng Shui y es la importancia de deshacerse de lo viejo.

 

En Feng Shui decimos que si deseas que algo nuevo llegue a tu vida haz espacio para recibirlo. Los científicos describen un átomo como vacío, pero no vacío inerte sino un vacío pensante, algo así como un vacío a punto de ser llenado de todas las posibilidades.

 

En la película ¿Y tú qué sabes? Se dice: “En el principio estaba el vacío rebosante de posibilidades infinitas, de las cuales tú eres una”.

 

Para recibir la prosperidad hay que hacer espacio para recibirla, hay que vaciar.

 

Si has reunido más objetos de los que usas y necesitas y, además existe un desorden, es el momento de empezar a vaciar. Tan importante es vaciar como llenar; pero, si no vacías no podrás llenarte.

 

Para que la abundancia llegue a tu vida…, para que se produzcan cambios y cosas nuevas lleguen… antes tienes que vaciarte de todo aquello que no hayas usado desde hace un año.

 

Existe un miedo al cambio y a la prosperidad, esto último quizás es más inconsciente. Cuando no nos queremos desprender de algo que ya no utilizamos, eso es apego, tenemos miedo a que nos falte, a echarlo de “menos”, y lo único que en realidad provocamos es ocupar un espacio que podría ser llenado con algo necesario o simplemente dejarlo vacío porque en realidad no nos hace falta.

 

Es igual que cuando hacemos un crecimiento personal, sacamos las ideas, pensamientos, creencias… viejas, y dejamos entrar  lo nuevo. Si no sacamos lo viejo, difícilmente entrará lo nuevo.

 

Y por último os diré que el desorden de una estancia y el emocional están íntimamente ligados.

 

Cristina Morales

 

Arquitecto López Quiroga

www.arq-lopezquiroga.com

 

EL MANIPULADOR EMOCIONAL

EL MANIPULADOR EMOCIONAL

 

Un manipulador emocional es alguien que se las ingenia para que nosotros sintamos, pensemos o hagamos algo que no queríamos sentir, pensar o hacer.

 

¿Cómo lo consiguen?

 

La manipulación es un arte, propio de gente inteligente y hábil en la comunicación.

 

Tanto el manipulador como quien se deja manipular muestran síntomas comunes:

 

  • Baja autoestima.

 

  • Inestabilidad emocional.

 

 

La manipulación emocional es sutil y, muchas veces, nos cuesta darnos cuenta de que está sucediéndonos.

 

Hay diversos grados, desde en convencernos con una bella música en los oídos, hasta el agredirnos u obligarnos físicamente a hacer algo.

 

Como saber que te están manipulando

 

No nos podemos defender de la manipulación si no sabemos reconocerla.

Parece obvio, pero, no lo es. Tú estás siendo manipulado si, entre otras posibilidades padeces alguna de estas circunstancias:

 

  1. Alguien te convence de hacer algo que no deseabas hacer.

 

  1. Si modificas sus puntos de vista sobre una cuestión determinada sólo porque otra persona te ha influido con su propio pensamiento.

 

  1. Si, en presencia de dicha persona y ante sus presiones, tú sueles sentirte mal contigo mismo y no logras entender el por qué.

 

  1. Si tú te sientes “obligado” a hacer, decir o pensar determinada cosa que el manipulador quiere para sí. La prueba es que esa idea no ha surgido de ti mismo sino que te ha sido impuesta por otra persona.

 

Arquitecto López Quiroga

www.arq-lopezquiroga.com

 

Limpieza Energética

Limpieza Energética

11 BV LIMPIEZA ENERGÉTICA

CÓMO HACER UNA LIMPIEZA ENERGÉTICA

 

Existe un tipo de energía que es nociva para los cuerpos físico, mental, emocional y espiritual de las personas.

 

Estas energías nocivas se adhieren a nuestra ropa y ocupan nuestras casas.

 

¿De dónde proceden?

 

De las personas negativas con las que estuvimos en contacto, de los lugares públicos que visitamos, de los medios de transporte en los que viajamos, de nuestra oficina, de la calle, de un negocio.

 

¿Qué se puede hacer para eliminarlas?

 

  • Al llegar a casa, quitarse los zapatos, cambiarse la ropa, darse un baño (si es posible con aceites especiales para limpieza energética, como por ejemplo romero o lavanda).

 

  • Limpiar la casa con algún método de limpieza energética, por ejemplo con los llamados carbones.

 

  • Agregar al líquido de limpieza habitual de pisos, vinagre o sal marina gruesa diluida en agua.

 

¿Qué se puede hacer para mantener energéticamente limpio un lugar?

 

  • Escuchar música inspiradora, como la indicada para relajación, o música clásica.

 

  • Cantar, bailar, reír. Disfrutar de las actividades que se realizan en ese lugar.

 

  • Evitar las fuentes de contaminación por ideas negativas: como noticieros de televisión o radio, series de violencia, etc.

 

  • Evitar las fuentes de contaminación por emociones negativas: por ejemplo, discusiones.

 

  • Evitar las fuentes por contaminantes ambientales: por ejemplo, humo de cigarrillo.

 

  • Procurar que las habitaciones reciban suficiente luz solar y estén ventiladas.

 

  • Mantener cristales en las habitaciones y limpiarlos demanalmente.

 

  • Utilizar un generador de iones (LÁMPARAS DE SAL) o una fuente de agua para reciclar la energía ambiental.

 

  • Evitar la iluminación con luces fluorescentes.

 

  • Reducir al mínimo el tiempo de exposición a televisores, ordenadores y hornos microondas.

 

  • Utilizar aromatizadores u hornillos para aceite. Utilizar las esencias más favorables para las personas que habitan la casa según sus necesidades específicas.

 

  • Eliminar frecuentemente los objetos viejos o que ya no se utilizan. Si es posible regalarlos a quien pueda necesitarlos.

 

  • Tener plantas naturales y/o mascotas (los gatos son formidables recicladores de energía).

 

  • Utilizar velas de cera.

 

  • Pintar la casa con colores agradables.

 

Angeles Rodeiro

 

Arquitecto López Quiroga

www.arq-lopezquiroga.com